9 beneficios que el vino tinto aporta a nuestra salud. El tercero te encantará…

Spread the love

Existen innumerables artículos, tanto a favor como en contra del consumo del vino, sobre todo del vino tinto, junto con nuestra dieta diaria. Mientras unos lo apoyan, otros lo critican, con mayor o menor acierto. Nosotros, desde nuestro punto de vista, que tratamos que sea lo más objetivo posible, nos limitaremos a exponer los razonamientos más lógicos, considerando que el vino tinto tiene múltiples beneficios para nuestra salud que otras bebidas desde luego que no tienen, y trataremos de poner énfasis en que se debe ser sensato y su consumo no será perjudicial siempre que se haga con moderación.

Desde nuestra imparcialidad, y ateniéndonos a los consejos difundidos por diferentes profesionales entendidos en la materia, sobre todo en la rama de la salud, beber diariamente una copa de vino tinto tendrá ese efecto benéfico para nosotros.

Teniendo en cuenta que no somos expertos, nos decantamos por esta hipótesis, sobre todo por ser la más numerosa en cuanto a sus defensores, y pasamos a argumentar las razones que avalan a los que la abanderan:

1.- Higieniza nuestro paladar:

Cuando las comidas son abundantes, el vino tinto hace gala de sus propiedades astringentes, evitando la sensación de excesiva grasa que causan ciertos alimentos, como las carnes rojas, permitiendo así degustar la comida mejor y aligerarla. Elimina las bacterias bucales: Los componentes del vino tinto combaten las infecciones

2.- Evita y elimina las bacterias bucales:

Algunos de los componentes presentes en el vino tinto, frenan las infecciones de las encías y combaten el crecimiento de estreptococos y bacterias asociadas a la gingivitis, los dolores de garganta, e incluso la caries.

3.- Agudiza el placer:

Según estudios de la Universidad de California, bebiendo vino con moderación, el vino tinto libera endorfinas el ciertas partes del cerebro, lo que aumenta la sensación de placer. Curiosamente, el color de la luz ambiental favorece también esta sensación, de manera que si es azul o roja, el placer y el sabor del vino tinto serán mucho más intensos, mientras, que cuando es verde o blanca, el placer de su sabor disminuye notablemente.

4.- Mejora el funcionamiento del cerebro:

Numerosos estudios han llegado a la conclusión, con las pertinentes demostraciones de que el consumo moderado de vino tinto mejora la función cognitiva, y también en cantidades pequeñas, previene la demencia. Asimismo, han demostrado que debido a que en su composición existen antioxidantes, impiden que las arterias se endurezcan y reducen la inflamación, con lo cual se inhibe la coagulación y se mejora también el riego sanguíneo.

Vino_tinto

5.- Disminuye el riesgo de padecer cáncer:

En el caso de los fumadores, el vino tinto colabora a reducir el riesgo a que desarrollen el cáncer de pulmón. También el responsable de que se impida el desarrollo y crecimiento del cáncer de mama. Estas ventajas con respecto a esta maldita enfermedad las proporciona el resveratrol, componente que actúa frenando los efectos del estrógeno (hormona femenina). El resveratrol de la uva también es beneficioso para disminuir los efectos perjudiciales de la vida sedentaria.

6.- Tu mejor aliado contra la grasa:

(Y no es Don Limpio): Consumiendo vino se activa la función de un gen que ayuda a movilizar las células de grasa existentes e impide la formación de nuevas células de éstas. Se da el caso de que la aportación de calorías es tan moderada (del orden de 7 por cada gramo) que no resulta en un incremento del peso,y particularmente carece de influencia decisiva en el sobrepeso de personas de avanzada edad.

7.- Amigo innegable de nuestro corazón:

El consejo de consumir dos copas diarias de vino tinto para los hombres y una para las mujeres viene de este hecho comprobado, que no es otro que el que aumenta los niveles de colesterol bueno en la sangre, previniendo los síntomas de complicaciones cardiovasculares.

8.- Próstata protegida:

Sobre todo para varones mayores de 40 años, con las cantidades recomendadas de vino tinto que hemos indicado, la incidencia en los casos diagnosticados de cáncer de próstata, será sensiblemente inferior.

9.- Hábitos saludables:

Según estudios recientes publicados por el BMJ (British Medical Journal) ha sido revelado que las personas que son asiduas al consumo de vino tinto son, habitualmente, consumidoras también de más verduras, frutas, carnes saludables, leche y quesos bajos en grasa. Compran y/o consumen alimentos más sanos, teniendo por ello una dieta más equilibrada.

Vía: Mis Vinos

Este artículo sobre el vino tinto apareció primero en Kemekuen.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *