El Restaurante de los abrazos

Spread the love

Cuando pensamos en ir a un restaurante con los amigos o la familia o hasta simplemente solos, se nos pasan por la cabeza una cantidad de opciones, sea por el tipo de comida o por el medio envolvente del restaurante en sí.

Pero ahora, conseguimos un restaurante en Albuquerque, Estados Unidos, que aparte de tener un excelente servicio y comida variada, tiene a la disposición de sus clientes “abrazos”, que según su dueño y gerente Tim Harris “son más importantes que la comida en sí”.

Tim Harris es un joven de 26 años y es dueño de un restaurante llamado Tim´s Place (El lugar de Tim, en inglés). Hasta aquí podemos pensar que es todo normal y que se trata simplemente  de un joven más que quiere ser emprendedor, pero no es así.
Resulta ser que Tim es probablemente la única persona en ese país (Estados Unidos) con el síndrome de Down que sea dueño de un restaurante. De hecho es considerado un ejemplo a seguir y yo me atrevería a decir que no sólo de los que padecen de ese tipo de enfermedad sino por todas las personas.

Video:

“Es el restaurante más amable del mundo” como lo denomina orgullosamente su propietario.

“Me encanta dar a todos los clientes un abrazo porque yo quiero que ellos se sientan cómodos y estar rodeado de amigos”, dice Tim. “y les digo a las personas con discapacidad que pueden seguir sus sueños y trabajar para alcanzarlos”.

Tim vive en su propio apartamento al lado del restaurante y tiene una novia, Whitney que está con él hace casi un año.

Los padres de Tim, Keith Harris y Jeannie Harris, por supuesto están muy orgullosos de su hijo, “Estábamos muy motivados en que Tim tuviera una vida tan normal como fuera posible. Nuestra filosofía como familia era la de empujarlo a él hacia la independencia, para que un día, cuando mi esposa y yo ya no estuviésemos presentes, Tim tuviera su propia vida”.

Tal vez una de las características en la vida diaria de Tim, sea una de las más buscadas por todos los seres humanos, o por lo menos por la mayoría, que no es otra que la de poder ir todos los días al trabajo completamente feliz y ansioso por un día más y al mismo tiempo lograr que las personas también se sientan más felices.

“A veces veo algunas personas sentadas con mala cara en el restaurante y corro a darles un abrazo y automáticamente ellas se sienten mejor”.

Fuente: Dihitt
http://www.dihitt.com/barra/tim-harris-o-jovem-com-sindrome-de-down-que-e-dono-de-um-restaurante

Este artículo apareció primero en KeMeKuen.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.