5 pautas con las que puedes controlar tus celos enfermizos

Spread the love

Se entiende por celos a un estado emotivo de ansiedad causada por el miedo a perder algo o alguien que se tiene. Según los expertos, sentir cierta dosis de celos es normal y hasta saludable para la pareja y para la propia persona; sin embargo, es difícil para alguien celoso determinar hasta que punto esta emoción es natural, así como también, poder controlarla, y este estado puede hasta salirse de control y llegar a un punto en que perjudique las relaciones de una pareja y hasta la propia salud.
Aquí te damos cinco consejos que te ayudarán a lidiar con los celos y tener, de esta manera, relaciones más constructivas y placenteras.

•    Cuenta hasta 10. Esta es estrategia es muy conocida y hasta simplista si quiere cuando se trata de manejar emociones como los celos y la rabia; pero aunque no lo creas es bastante efectiva. Cuando sientas celos muy fuertes lo mejor es que respires hondo y cuentes hasta 10. Cuando estés más tranquila piensa un poco y analiza la situación.

•    Establece comunicación. Luego de que te sientas más calmada, es importante que escojas un momento adecuado para hablar con tu pareja sobre lo que sientes. Explícale el motivo de tus celos y traten de conversar sobre esto y buscar una solución juntos.

Corazón_partío_de_cartón

•    Enfrenta tus inseguridades. Los celos desmedidos muchas veces son causados por inseguridades internas de la persona celosa, cuando no hay motivos para sentir estas emociones. Trata de reflexionar sobre la verdadera causa de tus celos, afróntala y busca una solución.

•    Intenta ver la situación desde otra perspectiva. Cuando te sientes muy celosa o celoso por lo general las situaciones se ven de manera exagerada, y a veces hasta inventamos historias y hacemos enorme un problema que en realidad no lo es. Lo que debes hacer es tratar de no engrandecer las cosas y ver las circunstancias de otra forma, con otra perspectiva y seguro te darás cuenta de que sólo estabas haciendo una tormenta en un  vaso de agua.

•    Toma decisiones. Si todos estos consejos anteriores no te están ayudando y tus celos son incontrolables al punto que te generan ataques de rabia o dolencias físicas, lo mejor es que tomes el crontol de la situación y decidas acudir a un especialista que dé consejos para aprender a lidiar con este problema.
Estos simples pero sabios consejos pueden ser el inicio para aprender a  manejar los celos que puede ser una emoción muy destructiva para las personas que te rodean y para tí misma si no se saben controlar.

Imagen: https://www.flickr.com/photos/a6u571n/3276219053/

Este artículo apareció primero en KeMeKuen.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *